Som Palma consideramos urgente una auditoría externa del IMI

Som Palma consideramos urgente una auditoría externa del IMI

Ayer el gobierno municipal nombramos el nuevo gerente del Instituto Municipal de Innovación (IMI), Óscar Cereijo, quien se encargará de la necesaria reestructuración de este departamento.

Una de las tareas que tendrá que enfrentar el nuevo gerente es clarificar la situación del organismo y de las irregularidades existentes, además de continuar el proceso de anulación del contrato con T-Systems -la empresa que gestiona los servicios informáticos del Ayuntamiento de Palma-, medida que Som Palma consideramos un paso en la dirección correcta para liquidar un contrato que tiene ligado de pies y manos al Ayuntamiento desde hace años.

El déficit actual del servicio informático del Ayuntamiento es consecuencia del millonario contrato firmado con T-Systems en 2004 y sus sucesivas modificaciones bajo el gobierno del Partido Popular. Este es uno de los contratos más importantes que tiene el Ayuntamiento, de 6 millones de euros anuales, y desde el inicio del mismo se han detectado numerosas irregularidades y presuntos incumplimientos significativos del contrato. Es decir, que la empresa podría haber cobrado por servicios que no se han prestado.

El inicio del expediente de nulidad es el único medio para mantener el servicio hasta que haya un nuevo contratista y es el camino que da al Ayuntamiento de Palma seguridad jurídica. La voluntad de todo el equipo de gobierno es acabar de la mejor manera posible y de la forma legalmente más adecuada con esta situación y definir un nuevo modelo informático para poder acabar con el retraso que sufre el consistorio.

Som Palma también consideramos que es urgente una nueva auditoría externa y pública del servicio y de la contratación con esta empresa para detectar todos los posibles incumplimientos y tomar las iniciativas legales que correspondan. Hay que sacar al escrutinio ciudadano las conductas reprobables que haya podido cometer la multinacional. La ciudadanía tenemos derecho a saber qué ha pasado en el IMI y quien, cuando y donde se han lesionado los intereses colectivos. No podemos mirar hacia otro lado cuando se trata de dinero público.

Pensamos que el camino mas lógico es dotar al IMI de los medios necesarios para poder desarrollar su tarea, opción que supone un ahorro, más transparencia y más eficiencia en la prestación del servicio.

Aun así, nos vemos afectados por la llamada Ley Montoro, la cual limita mucho la capacidad de las administraciones locales para contratar personal o aumentar estructuras. Una alternativa podría ser sacar a concurso una nueva licitación para que se puedan mejorar los procesos informáticos en Palma a un coste razonable, siempre con el objetivo de ofrecer una atención ciudadana de calidad y de fácil acceso a la institución.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Dubte / Duda
Queixa / Queja
Suggeriment / Sugerencia
Proposta / Propuesta
Demanda de cita
Altres / Otros

0 Comentarios